Aruba

Aa
Informe ante la Reunión de Medio Año
Del 29 al 31 de marzo de 2019
Cartagena de Indias, Colombia
$.-
La libertad de prensa fue afectada principalmente por el Gobierno nacional que trató a muchos medios como opositores por ser críticos a su gestión y por la detención arbitraria de periodistas.

El 31 de octubre el Ministerio Público, bajo presión del ministro de Justicia Andin Bikker, ordenó detener a Marko Espinoza, redactor de 24ora.com el portal de noticias más grande de Aruba, y a los reporteros gráficos Maritza Lacle y Rossini Tromp, del periódico Solo di Pueblo y ArubaNative, bajo sospecha de haber robado o malversado equipos de radio de la Policíal. Lacle y Tromp quedaron en libertad días después. Durante un allanamiento a los periodistas se les confiscaron computadoras y equipos de comunicación.

A Espinoza no se le encontró ninguna radio policial, pero quedó detenido hasta el 6 de noviembre 2018. Se le confiscó su teléfono celular y la Dirección de Detectives del Estado (Dienst Landsrecherche), realizó copias de toda la información de su celular. Durante el proceso de interrogación se le obligó a revelar fuentes que suministraban a 24ora.com noticias del ámbito policial, como crímenes y accidentes, aunque estas fueran captadas en las frecuencias policiales. Se le amenazó con deportar a su familia, de origen peruano, si no divulgaba sus fuentes.

Meses antes, después de cubrir un robo a mano armada, el ministro de Andin Bikker acusó al medio en una conferencia de prensa por esa cobertura y se refirió al robo de radios policiales. El 6 de noviembre el Ministerio publico detuvo a Nelson Cabral de Andrade, uno de los gerentes de 24ora.com bajo sospecha de robo, malversación de radios de la policía y por sobornar a un funcionario público. No se encontraron pruebas y fue liberado dos días después. Durante todo el proceso fueron detenidos cuatro periodistas y un policía.

Ninguna investigación encontró pruebas, por lo que se consideran actos de intimidación. Según las leyes del país, escuchar una frecuencia policial no es un acto penal. No se ha presentado ningún caso en la Corte de Primera Instancia contra ningún periodista debido a estas investigaciones.

La policía prosiguió durante estos meses abordando a periodistas de cobertura policial, sacando fotos de sus equipos de comunicación y revisar sus automóviles, sin orden judicial. Los medios siguen catalogando estos allanamientos fortuitos como actos de intimidación.

En diciembre los medios de la isla formaron una cooperativa denominada "Team Prensa Aruba". La integran 24ora.com, awe24.com, ArubaNative.com, BoletinExtra.com y los periódicos Solo di Pueblo y AWEMainta (periódico electrónico).

Compartí

0