Canadá

Aa
Informe ante la Reunión de Medio Año
Del 29 al 31 de marzo de 2019
Cartagena de Indias, Colombia
$.-
Durante este período continúan existiendo severos controles y sanciones para los periodistas que buscan noticias consideradas inconvenientes por el gobierno: siguen las restricciones a la disponibilidad de información y la interferencia a la tarea de los periodistas mediante una permanente vigilancia y el intento de acceder a sus fuentes de información.

Según una encuesta realizada por Nanos Research para Periodistas Canadienses por la Libre Expresión (CJFE), más de la mitad de la población percibe que la democracia está amenazada debido a la falta de transparencia de las autoridades en el manejo de la información pública. El 67% de los canadienses cree que no se debe exigir a los periodistas que proporcionen a la policía el material de sus fuentes.

La libertad de expresión y de prensa se enfrentan a amenazas aún más grandes. En los últimos meses los profesionales de los medios y los reporteros han enfrentado muchas más dificultades para proteger sus fuentes confidenciales. Por otro lado, no se divulgan las historias que son de un indudable interés público. Las agencias encargadas de la seguridad nacional tienen más que nunca mayor acceso a datos privados de los ciudadanos, y no existe ninguna agencia que pueda defender el derecho de los ciudadanos individuales a acceder a la información de dominio público. Los periodistas, por otro lado, cada vez son más objeto de espionaje por parte de la policía estatal.

Ciertos temas, convertidos cada vez más en centro de atención, tienen que ver específicamente con la falta de acceso a información básica de tipo social, política y económica. Tales son los casos relacionados con la investigación de corrupción sobre SNC-Lavalin y las posiciones del gobierno relacionadas con la venta de armas al gobierno saudita.

Además, en este semestre se ha producido importante escándalo internacional, relacionado con la detención de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, el gran gigante de las telecomunicaciones de China. La clave para comprender las complejidades del problema es el hecho de que la Sra. Wanzhou no es solo la máxima autoridad financiera de la corporación, sino también la hija del fundador. Su detención ha desatado una verdadera guerra diplomática que ha afectado las relaciones China-Canadá.

Una reciente amenaza a la libertad de prensa, ya denunciada, se relacionó con el caso de varios periodistas de Quebec bajo vigilancia policial a fin de identificar sus fuentes.

Los periodistas investigaban la conducta indebida de oficiales policiales encargadas de las pandillas callejeras y el tráfico de drogas. El asunto esencial —aún en el centro de las cosas en el presente— es que, según el Derecho natural, el Tribunal Supremo ha sostenido en el pasado que las fuentes periodísticas están protegidas, aunque dicha protección debe decidirse caso por caso. En otras palabras, no existe protección constitucional del derecho a proteger una fuente.

El derecho a expresarse y formar las propias opiniones es una característica esencial de la democracia. En Canadá, la sección 2 (b) de la Carta de Derechos y Libertades protege "la libertad de pensamiento, creencia, opinión y expresión, incluida la libertad de prensa y otros medios de comunicación".

Un concepto clave, sin embargo, es que la libertad de expresión en Canadá no es absoluta. La Sección 1 de la Carta permite al gobierno aprobar leyes que limiten la libertad de expresión. "Mientras los límites impuestos a esa libertad sean razonables y puedan justificarse en una sociedad libre y democrática, entonces tales limitaciones impuestas son razonables".

Recientemente el gobierno federal anunció su intención de apoyar el periodismo mediante la introducción de créditos fiscales y el ofrecimiento caritativo de estatus de salas de redacción sin fines de lucro. Queda por ver si estas medidas pueden convertirse en una fuente concreta de estímulos frente a creciente disminución del número de lectores y la crisis económica que afecta a los medios.

Compartí

0