GUATEMALA

Aa
$.-
El gobierno de Oscar Berger termina este año su periodo constitucional de cuatro años, lapso durante el cual se reporta una mejora sustancial en cuanto a las condiciones del ejercicio del periodismo, comparadas con el cuatrienio anterior. Los guatemaltecos celebraron elecciones generales el 9 de octubre y, al no alcanzar ninguno de los candidatos la mayoría del 50 por ciento mas uno de los votos, como manda la Ley Electoral, los dos candidatos mayoritarios, el socialdemócrata Alvaro Colom, y el general en situación de retiro, Otto Pérez, disputarán la presidencia de la república el domingo 4 de noviembre. A lo largo de la campaña electoral, los medios escritos, radiales y televisivos cumplieron con su misión de informar, sin afrontar presiones o censuras. No obstante, se registraron incidentes aislados como un doble atentado contra la radio Nuevo Mundo, una de las emisoras de más larga trayectoria en el país. La dirección de la emisora dio a conocer que en la noche del 11 de septiembre varios individuos ingresaron a su planta de transmisión, ubicada en el Cerro Alux, donde robaron y destruyeron equipo y provocaron daños materiales considerables. Unos días antes, el 4 de septiembre, en sus oficinas centrales ubicadas en el centro histórico de la capital, personas desconocidas dispararon sobre el techo, poniendo en peligro la integridad física de reporteros y operadores que trabajaban en el local. En Retalhuleu, en la Costa Sur de Guatemala, el periodista César Augusto López Valle denunció amenazas en contra de su vida. Una serie de trabajos en la revista Panorama, en donde se denuncian actos de corrupción cometidos en una municipalidad de esa provincia, son el origen de las amenazas que también abarcan al entorno familiar del informador.

Compartí

0