Colombia

Aa
$.-
COLOMBIA La manera como el conflicto armado está afectando a la prensa quedó nuevamente comprobada por los sucesos registrados en los últimos seis meses. La mayoría de los actos de violencia contra periodistas y medios fueron realizados por alguno de los actores armados de este conflicto interno, que han generado un clima de intimidación y amenazas. Durante este período, 14 periodistas fueron secuestrados y cinco asesinados, aunque en algunos casos no se ha establecido plenamente que estas muertes hayan sido por razones de oficio. Cuatro comunicadores abandonaron el país por amenazas contra sus vidas. En el campo jurídico-legal se registraron hechos positivos, como los avances de la Fiscalía General de la Nación en varios procesos por asesinato de periodistas y pronunciamientos de la Corte Constitucional y el Consejo de Estado, eliminando normas restrictivas en la radio y televisión. Los siguientes son, en orden cronológico, los principales hechos sucedidos en el campo de la libertad de prensa desde la asamblea de Houston, en octubre: Octubre 21: El periodista Roberto Julio Torres, redactor del diario Meridiano de Sincelejo y reportero de una estación de radio de Cartagena, fue asesinado por cinco individuos que lo sacaron de su residencia en la localidad de San Onofre, departamento de Sucre. Torres había sido amenazado un año atrás en panfletos anónimos que lo vinculaban con la guerrilla del Eln. Algunas versiones señalan que la muerte de Torres podría estar vinculada al hecho de que él también cubría peleas de gallos en la zona, donde se apuestan elevadas sumas de dinero. El crimen permanece sin esclarecer. Octubre 26: El reportero gráfico de la agencia de noticias “Reuters”, Henry Romero, fue secuestrado en las montañas del Valle del Cauca por un grupo guerrillero del Eln. El periodista se había desplazado a ese lugar para cubrir la liberación de un grupo de secuestrados en una iglesia de Cali, el 30 de mayo. El Eln amenazó con juzgar a Romero por haber publicado la foto de uno de los jefes guerrilleros. Tras la protesta nacional e internacional que suscitó este plagio, el fotógrafo de “Reuters” fue liberado el 3 de noviembre. Octubre 29: Siete periodistas de distintos medios de comunicación fueron secuestrados por un grupo guerrillero de las Farc cerca del puerto petrolero de Barrancabermeja. Los comunicadores habían sido invitados por este mismo grupo para cubrir el desplazamiento de campesinos de la región por fuerzas paramilitares. El plagio colectivo suscitó marchas de protesta en distintas ciudades y los periodistas fueron liberados el 2 de noviembre. Noviembre 4: 27 medios de comunicación del país firmaron un “acuerdo de discreción”, mediante el cual se comprometieron a ser responsables y moderados en el cubrimiento de las noticias violentas. El acuerdo incluye normas sobre lenguaje y edición de imágenes chocantes. Noviembre 6: Jorge Luis Utría, jefe de prensa de un congresista del departamento de Cesar, fue secuestrado junto con el parlamentario, por la guerrilla del Eln en el municipio de Curumaní. Ambos fueron liberados el 12 de noviembre con un comunicado del grupo subversivo, en el cual se acusa a políticos locales de “corrupción y robo de fondos públicos”. Noviembre 10: Un frente de las Farc secuestró a un grupo de cinco comunicadores que se dirigía a la Sierra Nevada de Santa Marta para cubrir una presunta masacre perpetrada por un comando paramilitar. Los guerrilleros conminaron a los periodistas, que fueron liberados a los pocos días, a informar sobre los atropellos paramilitares. Noviembre 14: Una bomba de varios kilos de dinamita destruyó parte de las instalaciones y maquinarias de la planta del diario El Tiempo en Cali y dejó heridos a tres operarios. El atentado fue reivindicado por un grupo autodenominado como “Resistencia Patriótica Colombiana”, presuntamente al servicio de los narcotraficantes. El atentado contra El Tiempo se produjo 3 días después de que un carro bomba explotó en Bogotá con un saldo de seis muertos y 46 heridos, luego de que el gobierno del presidente Pastrana anunciara su intención de extraditar a varios narcotraficantes presos. Noviembre 20: El Consejo de Estado le advirtió a la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), que no puede adoptar decisiones que violen el principio constitucional de la libertad de expresión. El pronunciamiento del alto tribunal tuvo origen en una resolución de la CNTV de agosto del 99, que ordenó suspender un popular programa de televisión que trataba problemas de sexo y relaciones interpersonales. Noviembre 26: El columnista y caricaturista del diario El Nuevo Siglo, Alvaro Montoya Gómez, anunció que renunciaba a su columna semanal por amenazas de muerte contra él y su familia. Noviembre 28: El periodista Luis Alberto Rincón y el camarógrafo Alberto Sánchez Tovar fueron asesinados en el área rural de El Playón (Santander) cuando iban a realizar una grabación de las elecciones para alcalde en ese municipio, donde se ha denunciado la presencia de grupos paramilitares. El doble homicidio permanece sin esclarecer en cuanto a móviles o autores del mismo. Diciembre 5: Pablo Emilio Medina Motta, camarógrafo de un canal local de televisión, fue muerto mientras ocurría un ataque guerrillero a la población de Gigante, en el departamento del Huila. Medina se había desplazado con un comandante de la Policía hacia la zona de los hechos, cuando el vehículo fue interceptado por guerrilleros que le dispararon varias veces en la cabeza. El oficial de la Policía logró escapar del atentado. Diciembre 9: Carlos Pulgarín, corresponsal de El Tiempo en Montería, salió del país tras repetidas amenazas contra su vida, a raíz de unos informes sobre la acción del Ejército en esa región del país. El periodista sostuvo que el subcomandante de la brigada militar de la zona lo había acusado de ser simpatizante de la guerrilla. Pulgarín fue trasladado por el diario a las ciudades de Barranquilla y Bucaramanga y en ambas continuaron las amenazas. El corresponsal viajó entonces a Lima, Perú, donde fue acogido por el Instituto Prensa y Sociedad de Perú, y allí fue nuevamente amenazado con llamadas telefónicas que le advertían que aunque tratara de esconderse lo encontrarían y lo matarían. Aunque no se pudo establecer el origen de las amenazas, no cabe mayor duda de que provienen de las mismas personas que forzaron el exilio de Pulgarín. Un editorial de El Tiempo cuestionó severamente el comportamiento del comandante militar en cuestión. El periodista se encuentra actualmente en España y el diario gestiona su asilo en ese país. Diciembre 22: El politólogo y columnista de El Espectador Eduardo Pizarro fue herido de varios disparos cuando se dirigía a la universidad donde dictaba clases. Se presume que el atentado provino de alguno de los grupos armados, pues Pizarro criticaba tanto a la guerrilla como a los paramilitares en sus escritos. Tras recuperarse de sus heridas Pizarro viajó al exterior, desde donde continúa escribiendo su columna. Enero 12: El presunto asesino material del periodista y humorista Jaime Garzón, Juan Pablo Ortiz Agudelo, fue capturado en Medellín por agentes de la Fiscalía. Ortiz Agudelo pertenece, según la Policía, a un grupo de sicarios al servicio de paramilitares y narcotraficantes. El asesinato de Garzón, el 13 de agosto del 99, produjo una de las más multitudinarias manifestaciones de protesta que haya registrado Colombia en los últimos años. Enero 15: La Fiscalía General de la Nación divulgó un informe en el que da cuenta de los progresos logrados por la unidad especial encargada de investigar el asesinato de periodistas y que fue creada tras la visita a Colombia de una misión de la SIP. La Fiscalía activó 16 procesos que se hallaban estancados e informó de la detención de 18 personas entre ellas, por primera vez, el señalado autor intelectual del asesinato de un periodista: se trata de un alcalde de la población de El Banco (departamento del Magdalena) sindicado de la muerte del periodista Hernando Rangel Moreno, muerto el 11 de abril del 99 en esa población. Enero 20: La Corte Constitucional declaró inexequibles varias normas del Estatuto de Radiodifusión que establecían restricciones sobre el decoro y el buen gusto en la radio. La Corte también sentenció que los humoristas pueden burlarse de la realidad nacional e imitar a los personajes públicos siempre y cuando no intenten maliciosamente confundir a la opinión pública. También determinó que brujos, pitonisas y espiritistas pueden anunciarse comercialmente por la radio. Enero 21: El empresario de comunicación y director del consejo editorial del noticiero de televisión “Hora Cero”, Guillermo Cortés, fue secuestrado por un frente de las Farc en su casa de campo a 60 kilómetros de Bogotá. El secuestro de Cortés determinó que los directores de medios informativos del país se abstuvieran de asistir a la instalación de la Mesa de Diálogo del Gobierno con esta organización guerrillera en la zona desmilitarizada del Caguán. Pese a las reiteradas peticiones de la prensa, Guillermo Cortés, de 73 años, continúa en poder de las Farc. Enero 23: La Fiscalía anunció que el sujeto Fernando Bermúdez Ardila será llevado a juicio como presunto autor intelectual del asesinato del periodista Nelson Carvajal, ocurrido en abril del 98 en la localidad de Pitalito (Huila). Carvajal dirigía un noticiero radial que se destacaba por sus denuncias contra la corrupción administrativa y la violencia guerrillera en esa región del país. Enero 26: La periodista de RCN Televisión, Astrid Legarda, fue herida en el estómago con una esquirla de granada durante un combate entre el Ejército y las Farc en la población de Guayabetal (Cundinamarca). La periodista fue atendida en un hospital de la localidad y dada de alta luego de 20 días. Enero 30: El jefe máximo del grupo guerrillero de las Farc, Manuel Marulanda, alias Tirofijo, amenazó a los directores de los medios de comunicación del país, diciendo que estos “tienen muchas deudas con nosotros y eso tenemos que cobrarlo”. La declaración de Marulanda se produjo pocos días después de que los directores de medios se negaron a asistir al acto de instalación de la mesa de diálogo entre el Gobierno y ese movimiento subversivo. Febrero 6: Fabio Leonardo Moreno Abello, presentador de radio y televisión del canal local de Barrancabermeja, fue asesinado por las Farc junto con su hermano John Jairo, camarógrafo del mismo canal. El hecho ocurrió en la localidad de Girón (Santander), cuando los dos hermanos se encontraban con el jefe de un grupo guerrillero del Epl, con el que las Farc han tenido duros enfrentamientos. Febrero 10: El propietario de la emisora Ecos de la Sierra, Antonio Gómez Gómez, fue asesinado en su residencia en el municipio de Ciénaga (Magdalena), por un grupo de encapuchados cuando veía televisión en compañía de su familia. Gómez era asimismo dirigente comunitario en una región donde son frecuentes los enfrentamientos entre guerrilleros y paramilitares. Gómez también era propietario de un negocio de rifas y lotería y algunas fuentes sugieren que su muerte puede estar vinculada a este hecho. El crimen permanece sin esclarecer. Febrero 12: Dos vehículos de las cadenas radiales RCN y Caracol fueron quemados por un grupo del Eln en la localidad de San Luis, en el oriente antioqueño. Los guerrilleros informaron a los ocupantes de los vehículos que el acto era en rechazo por los comunicados de prensa que en esos días habían expedido el Gobierno y el Ejército. Marzo 6: El más veterano y popular animador de la televisión colombiana, Fernando González Pacheco, dijo que saldría del país debido a amenazas contra su libertad. El anuncio causó consternación nacional ya que a lo largo de 40 años de trayectoria en la televisión, González Pacheco se había ganado el corazón de los colombianos. Marzo 11: El jefe de redacción de El Tiempo, Francisco Santos Calderón, abandonó el país tras recibir repetidas amenazas contra su vida. Además de su labor periodística, Santos se ha convertido en un activo líder de las marchas ciudadanas contra la violencia y el secuestro. Todos los indicios señalan que las amenazas contra el directivo de El Tiempo provienen de un comando de las Farc.

Compartí

0