Bolivia

Aa
$.-

Los medios de comunicación independientes siguen encarando serias dificultades por las actitudes y decisiones que en su contra adopta el gobierno del presidente Evo Morales, atribuyéndoles el papel de ‘opositores’, en un escenario donde la oposición política está debilitada. Empeñado en buscar su relección (constitucionalmente no puede) es impredecible la actitud que, respecto a los medios, asumirá el jefe de Estado lanzado en campaña anticipada para las elecciones de 2014.

La Autoridad de Telecomunicaciones y Transporte (ATT) ha dispuesto aumentar en 30% la cantidad de radioemisoras de frecuencia modulada en las ciudades capitales, supuestamente para ‘democratizar’ la comunicación. En un espacio donde cabían 40, ahora habrá 65. La estrategia es hacerles más difícil la existencia, en cuanto deberán competir aún más en un mercado publicitario deficiente.

El discurso oficial beligerante se ha traducido en una acción judicial contra la Agencia de Noticias Fides y los periódicos El Diario y Página Siete. Se les atribuye el delito de alentar el racismo por haber reproducido algunas expresiones del presidente Morales durante un acto público en agosto pasado. Encendidos discursos para cuestionar el trabajo de periodistas y medios, se han convertido en estímulo de los ‘movimientos sociales’ que respaldan a Morales, para amenazar y/o agredir a los comunicadores.

Un informe de la Unidad de Monitoreo de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) señaló que durante 2012 se registraron 33 incidentes violentos contra periodistas. A finales de octubre sujetos encapuchados atacaron con gasolina y bombas molotov al periodista crítico Fernando Vidal, propietario de Radio Popular en Yacuiba, en la frontera con Argentina. Vidal sufrió graves quemaduras en casi todo el cuerpo También resultó afectada en el ataque la operadora de la emisora Karen Delgado. El radialista venía denunciando hechos de corrupción de autoridades locales. El caso, pese a que existen detenidos, no ha sido esclarecido.

El 12 de febrero, la periodista de televisión, Hanalí Huaycho Hannover, fue asesinada en la ciudad de El Alto, en La Paz, y como presunto autor del hecho, de aparente tinte pasional, es señalado el compañero sentimental de la víctima, el oficial de policía Jorge Clavijo. Posteriormente varios periodistas que protestaban ante los tribunales fueron agredidos por las fuerzas policiales.

El lunes 11 de febrero, la corresponsal del periódico cruceño El Día, Claudia Soruco, fue víctima de una golpiza en un barrio residencial de la ciudad sede de gobierno, en una acción que la agredida tipificó como ‘racista’ y atribuyó a un grupo de desconocidos.

El 22 de enero y durante más de cuatro horas ininterrumpidas, todos los medios radiales y de televisión privados fueron obligados a transmitir íntegramente el mensaje del presidente Morales, en ocasión del tercer aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia. A comienzos de mes, el Gobierno anunció el enjuiciamiento de personas e instituciones que utilizan algunos medios de comunicación para difundir críticas injustificadas contra el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y los resultados del Censo de Población y Vivienda 2012. El Gobierno anunció que la población boliviana alcanza a 10,3 millones de personas y ese dato abrió polémica entre analistas y líderes regionales que reclaman mayor representación política legislativa y mayor asignación de recursos para las regiones más pobladas del país.

Compartí

0