Caribe

Aa
$.-

Barbados

Durante la última parte del 2012, el Primer Ministro y los miembros del partido Democrático laborista de gobierno rechazaron una invitación para participar en una reunión de cabildo organizada por el principal periódico, The Nation, para discutir el liderazgo político del país.

En general, el partido del gobierno ignora a los medios independientes y castiga verbalmente a los integrantes de la prensa que se atreven a cuestionar su desempeño o sus decisiones.

Durante la campaña para elecciones generales de enero - febrero, The Nation recibió una cantidad importante de publicidad del partido de gobierno aunque previamente dicho partido había optado por anunciar exclusivamente a través de su competidor, The Advocate, que es considerado como el periódico "a favor del gobierno". The Nation tiene un alcance bastante mayor entre el público.

En la estación de televisión del gobierno -y la única que hay en Barbados -el desfile nocturno de ministros aumentó desvergonzadamente. No hubo debates televisados entre los principales dos partidos políticos. Hubo cinco transmisiones políticas de media hora cada una, tres para representantes del gobierno y dos para representantes de la oposición.

Aunque ha habido una liberalización del espectro radial, la expedición de licencias aún no es transparente. Como motivo de alarma, al prepararse para las elecciones generales el partido del gobierno anunció la instalación de una emisora de radio para trasmitir su nombre y su mensaje durante los últimos siete días de la campaña. Esta emisora permitía a los radioescuchas sintonizar las reuniones políticas celebradas por el partido y los discursos y las presentaciones de los líderes del partido. Hasta la fecha, no hay información sobre la concesión de una licencia para esta emisora que creó una desventaja para la oposición. En aras de la democracia, otras compañías de medios están pidiendo una explicación de este inusual acontecimiento.

Barbados todavía no tiene una ley sobre libertad de información, a pesar de que en los últimos años se ha hablado mucho al respecto. Caribe Oriental y Guyana

En el Caribe Oriental así como en Guyana, el control político sobre los medios sigue siendo asunto de preocupación debido a la presencia de grupos de medios con fuertes afiliaciones políticas. Otros países del Caribe Oriental tampoco han aprobado leyes para apoyar las operaciones de una prensa libre y sin cortapisas

El Caribe Oriental, como la mayor parte del mundo, sigue sintiendo los efectos de la crisis económica global. Los gobiernos han estado tratando de aminorar el impacto de la crisis económica sobre los pobres mediante el aumento de programas sociales como los pagos de asistencia pública, apoyo a los ingreso de los agricultores, y programas de trabajos ocasionales y de reparación de carreteras, pero lo que pueden hacer es limitado porque también están sintiendo los efectos de una merma en sus ingresos.

Jamaica

Prosiguen las preocupaciones sobre los temas de libertad de prensa en el país.

Cinco días después que una comisión gubernamental recomendara reformas a las leyes sobre libelo y difamación, y cerca de tres años después que una comisión parlamentaria aprobara esos cambios, aún necesitan recibir la aprobación del Parlamento.

Este fallo en la aprobación y promulgación de los cambios en la ley de libelo está provocando un efecto inquietante en los medios de comunicación.

La Asociación de Medios de Jamaica (MAJ) y la Asociación de Prensa de Jamaica (PAJ) han estado presionando al Parlamento y el Gobierno para que actúen en la finalización de estas reformas.

El ministro de Justicia prometió que la aprobación parlamentaria final podría esperarse para el final del actual período legislativo que concluye el 31 de marzo del 2013.

También hay preocupación en relación a legislación sobre crímenes cibernéticos y en línea. La oficina del Director de la Fiscalía (DPP) y la fuerza policial están promoviendo la penalización criminal de esos actos.

Los medios han catalogado es.ta situación como extremadamente perturbadora, alegando que va contra la tendencia mundial hacia la descriminalización del libelo y la protección fundamental del derecho fundamental a la libertad de expresión.

Trinidad y Tobago

El Estado ha conservado sus activos en los medios -en la radio y la televisión con su correspondiente presencia en línea. El gobierno, y las empresas propiedad del Estado colocan su publicidad de manera desproporcionada en los medios estatales y también en aquellas empresas de medios cuyos productos son generalmente considerados favorables a la administración.

La delincuencia sigue siendo un problema importante en Trinidad y Tobago. Prevalecen los homicidios con arma de fuego como consecuencia de asaltos, rivalidad entre pandillas y narcotráfico. Los informes sobre actividades criminales dominan los medios noticiosos. La seguridad personal es una preocupación de primer orden.

Compartí

0