Puerto Rico

Aa
$.-

En este período existieron amenazas y ataques verbales selectivos y viciosos desde esferas del poder público, contra medios de comunicación y periodistas independientes.

El presidente del Senado de Puerto Rico por su presidente, Thomas Rivera Schatz, del partido de Gobierno, viene amenazando con frases como “los estoy velando” e investigaciones criminales en contra de negocios de GFR Media, grupo propietario de El Nuevo Día, Primera Hora y otros medios, en represalia por investigaciones periodísticas que han revelado irregularidades entre senadores de su partido, como por ejemplo la suscripción de contratos con el gobierno. El senador Roger Iglesias, hoy presidente de la Comisión de la Judicatura, suscribió contratos a través de una empresa de su propiedad hasta convertirse el año pasado en legislador.

Los insultos, las difamaciones a los directivos y periodistas, particularmente de El Nuevo Día, son lanzados desde el hemiciclo senatorial por el presidente de ese cuerpo.

También continúa una tendencia cada vez más marcada en las agencias de gobierno, de negar a medios y periodistas el acceso a información pública; también aplicándose contra El Nuevo Día una política discriminatoria y obstrucción selectiva.

La Asociación de Fotoperiodistas, el Taller de Fotoperiodismo, la Asociación de Periodistas, el Club Ultramarino de Prensa y varios medios realizan una intensa gestión para que el Tribunal Supremo enmiende parte de sus Cánones de Ética Judicialy permita que los fotoperiodistas puedan cubrirlos procesos judiciales en las salas de audiencia.

Compartí

0