Colombia

Aa
$.-
CONSIDERANDO que desde hace dos años, Andiarios solicitó a la Fiscalía de la Nación, impulsar las investigaciones por las amenazas contra periodistas (más de 200) para lo cual, se establecieron prioridades en 20 casos, sin que hasta el momento se haya logrado avanzar; CONSIDERANDO que este semestre continuó la tendencia de funcionarios y otras ramas del poder público a usar los mecanismos judiciales para silenciar y que con mayor frecuencia se recurre al uso de acciones populares debido a que éste contiene estímulos económicos para los demandantes; CONSIDERANDO que con el pretexto de garantizar los derechos de igualdad y de los menores, algunos sectores insisten en presentar proyectos del ley y establecen mecanismos de censura al imponer a periódicos y otros medios, restricciones y limitaciones en la divulgación de contenidos; CONSIDERANDO que entre marzo y octubre de 2010, la Fundación de Libertad de Prensa, reportó 30 amenazas; 22 agresiones a periodistas y 3 atentados contra la infraestructura de medios de comunicación, entre otros; CONSIDERANDO que el Principio 4 de la Declaración de Chapultepec establece: “El asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad” LA ASAMBLEA GENERAL DE LA SIP RESUELVE exhortar a la Fiscalía a presentar a la mayor brevedad resultados en esas 20 investigaciones por amenazas contra periodistas para castigar a los responsables y evitar que se alimente la amenaza como forma de intimidación de los periodistas; llamar la atención a fiscales y a jueces para tengan en cuenta la legislación nacional e internacional que protege el ejercicio profesional del periodista y que respalden el ejercicio autónomo e independiente de los periodistas para que estos puedan cumplir con su papel de guardián en la sociedad. pedir al Congreso de Colombia el archivo de todo proyecto que afecte la libertad de prensa, de expresión, y genere restricciones y limitaciones a periódicos y medios en su labor de informar; exigir a las autoridades departamentales, funcionarios públicos y a la Fuerza Pública, garantizar el desarrollo del trabajo periodístico e investigar las amenazas de las que son víctimas los comunicadores en esas zonas del país para castigar a los responsables.

Compartí

0