Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Aa
$.-

CONSIDERANDO que la libertad de prensa y de expresión son derechos fundamentales, como lo establece la Declaración de Chapultepec y múltiples declaraciones, entre ellas los Principios de Libertad de Expresión adoptados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

CONSIDERANDO que en nuestro propósito de defender la libertad de expresión, hemos tenido un gran aliado en las Américas que es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la que hemos presentado varias denuncias e investigaciones, amicus, soluciones amistosas con gobiernos y con la cual ademas hemos realizado eventos académicos en conjunto.

CONSIDERANDO que ataques de toda índole recaen sobre aquellos que defienden la democracia, y provienen de quienes pretenden reemplazar el estado de derecho con sus propias leyes.

CONSIDERANDO que como consecuencia de la solicitud presentada por el gobierno del Ecuador, el Consejo Permanente de la OEA, acepto revisar las facultades y atribuciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para entre otras hacerle tres recomendaciones: que la relatoría no pueda buscar fondos por fuera de la OEA y comparta su presupuesto con otras relatorías, que la relatoría no pueda hacer su informe anual país por país y que la relatoría tenga un código de conducta, lo que en efectos prácticos buscan restringir el funcionamiento de la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión.

CONSIDERANDO que cualquier limitación que se imponga a la Relatorí¬a Especial sobre la Libertad de Expresión, implica una limitación para que esta pueda seguir monitoreando posibles violaciones a la libertad de prensa y de expresión, en especial para denunciar los abusos de ciertos gobiernos.

CONSIDERANDO que el Principio Uno de la Declaración de Chapultepec sostiene que ” No hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa. El ejercicio de ésta no es una concesión de las autoridades; es un derecho inalienable del pueblo.”

LA REUNIÓN DE MEDIO AÑO DE LA SIP RESUELVE

solicitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no acceder a la solicitud presentada y en consecuencia, mantener las facultades y atribuciones que tiene la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, garantizando así la permanencia de uno de los organismos más importantes en la lucha contra los ataques al Derecho Fundamental a la Información.

exhortar a los gobiernos a no apoyar la iniciativa antes mencionada, ni ninguna otra que atente o restrinja los principios fundamentales a la libertad de expresión y de prensa consagrados en la Carta Interamericana de Derechos Humanos.

Compartí

0